31 de octubre de 2008

Resumen de la temporada (II)

La segunda parte de la temporada comenzó el 15 de agosto, tras Alicante y Dax, llegaban tres días muy esperados, a los que no podía faltar, cada uno por unos matices, pero había que estar en los tres. La primera tarde era en Málaga, donde, una vez más, Curro Díaz, dejó su impronta, primero creando carteles de toros, buenas series por ambos pitones, con profundidad, hondura y belleza. Después, con un toro más complicado, exigente, frente al que Curro Díaz, no sólo mostró sus buenas maneras, sino que, se impuso a este animal, ganándole la batalla. Lástima, que mucha gente, aún hoy, no valore el gran esfuerzo realizado aquel día.

Al día siguiente, después de un viaje por escalas, por fin estaba en Ciudad Real. Era la segunda tarde, y a pesar de todo, yo tenía esperanzas… Yo creo que todos los que presenciamos esa corrida de toros, sabíamos que íbamos a una corrida concurso de ganaderías, y que los toros que se anunciaban, en ocasiones, presentan ciertas dificultades. Bueno, todos no, creo que una parte del público ni se lo imaginaba… De todos modos, no creo que nadie se esperase lo sucedido. Con el público en contra, y los toros también, Curro Díaz, lo intentó todo, pero no encontró ni la colaboración de los astados, ni la comprensión del respetable, de éste sólo recibió ingratitud. (Cabe decir que no fue toda la plaza la que estuvo en contra, sino ese famoso tendido del 7 que carece de sensibilidad)

Fotografía: Raquel Montero


El día 17, terminaba mi periplo de tres días. En esa ocasión era en Baeza… ¿Qué contar de lo que sucedió en Baeza? Hay veces que no encuentras las palabras, para poder expresar lo que se ha sentido en una plaza, para poder narrar lo que se ha visto, para poder describir lo que allí ha sucedido. La tarde del 17 de agosto, en Baeza, es una de esas tardes. Así culminó, esos tres días, disfrutando del buen toreo: “Después del recibo a la verónica del primer toro, creo que más de uno, habíamos sidos invadidos por la felicidad, porque ver cuajar un toro con el capote a Curro Díaz es de un nivel superior. Un recibimiento con temple, cadencia y estética. El problema es que cuando ves eso, piensas que nada puede superarlo, hasta que en el quinto toro de la tarde, Curro Díaz se supera a sí mismo, y lo realizado en el anterior recibimiento. Los carteles de toros se sucedían, mientras que Curro Díaz deslizaba el capote, para dibujar unas verónicas y dos medias de una belleza nunca vista.Una gran estocada culminó la labor de Curro Díaz frente a su primer ejemplar, en la que hubo algunos pasajes de gran belleza, pero sin poder desplegar su tauromaquia al máximo, ya que el toro, tenía muy poca fuerza y cuando era sometido, perdía las manos.Hablar de la faena de muleta del segundo toro, es hablar del toreo eterno, mágico, personal, estético, profundo.... que es capaz de desplegar Curro Díaz. Me faltan adjetivos para poder describir lo que hemos visto hoy, ya desde el comienzo pudimos ver unos doblones sensacionales muy toreros, y con ese sello que sólo es capaz de imprimirles Curro Díaz. Así se fue sacando el toro a los medios, y los remató con una trincherilla mágica. Eso sólo fue el principio, después todo fue a más, a mucho más, los muletazos profundos llegaban a todos los que presenciábamos la creación de una obra de arte, sustentada por un toro, un torero y una muleta, que se conjugaban en tandas de naturales, con hondura y que llegaban al alma de los que lo presenciábamos. Tampoco se puede dejar pasar un magnífico pase de pecho, o los remates por abajo, en forma de trincherillas, o los muletazos con la mano derecha...indescriptible todo lo que hemos vivido esta tarde en Baeza. Y por último, otra grandiosa estocada.”

Mi parón por motivos de exámenes estaba cerca, y yo cada día era más consciente de que me perdería varias fechas, que estaban marcadas en el calendario como imprescindibles. Por eso, tuve dudas de ir a Sabiote, quería quedarme con un buen recuerdo en mi mente, como el de Baeza, antes de este pequeño descanso que me tocaba. ¿Y si la magia no surgía en Sabiote? ¿Y si los toros no embestían? ¿Y si….? Había tantos “¿Y si…?” Al final, fui, sólo pensar que pudiese contemplar la mitad de lo que había sucedido días atrás en Baeza, ya era suficiente motivo como para no perderme esa tarde. Y la magia volvió a surgir, otra vez en el quinto toro. Belleza, profundidad, estética, hondura… todo se fue conjugando, creando pasajes inimaginables, de esos que sueñas, y cuando despiertas te das cuenta, que no es real, sólo un sueño; esta vez la diferencia, es que era real, estábamos contemplando la creación de momentos maravillosos. Una de las mejores estocadas de la temporada, sino la mejor, fue el broche de oro a la tarde, y a tres semanas sin poder contemplar la magia del toreo de Curro Díaz.

(Tenía pensado terminar el resumen en esta entrada, pero, otra vez más, el texto es un poco largo, así que dividiré esta segunda parte en dos. Mañana subo el resto).

30 de octubre de 2008

La última de la temporada española, el día 9, en Linares

Interrumpo el resumen de la temporada, para contar que el próximo domingo, 9 de noviembre, podremos asistir a la última actuación de esta temporada de Curro Díaz en España. Será en la plaza de toros de Linares, donde tendrá lugar la última clase magistral de la temporada, organizada por la Asociación andaluza de Escuelas Taurinas, La Fundación Andaluza de Tauromaquia y la Escuela Taurina de Jaén.

Para tal ocasión se lidiarán ejemplares de la ganadería de Enrique Ponce, y en el cartel se anuncia Curro Díaz, como director de lidia, y los cinco alumnos con mayor puntuación durante el ciclo celebrado este verano y televisado por Canal Sur, que son Cayetano Ortiz, de la escuela de Campo de Gibraltar; Esaú Fernández, Javier Jiménez y Jesús Espaliú de la escuela de Camas, y Fran Gómez de la escuela de Jerez.

El festejo dará comienzo a las cuatro de la tarde y la entrada será gratuita con invitación.

28 de octubre de 2008

Resumen de la temporada (I)

Ya terminó la temporada, y ahora, pasados unos días es el momento de echar la vista atrás y ver que ha pasado. Podría hablar en términos numéricos, pero eso lo podemos encontrar en las revistas y portales, donde leemos que Curro Díaz ha toreado treinta y una tardes, cortando treinta y nueve orejas y dos rabos, y además ha estado presente en seis festivales. A mi personalmente eso no me dice nada, al igual que tampoco me dice nada ver el listados que podéis encontrar al final, en el que aparecen los datos de cada tarde.

Prefiero quedarme con lo que he visto, con lo que he tenido la suerte de presenciar, esas ya sea mucho o poco, pero es, lo que al fin y al cabo, me llevo de esta temporada. Cuando miras atrás recuerdas las ilusiones y esperanzas previas, las emociones del momento y los recuerdos de lo vivido a la vuelta.

Durante el invierno, y más en épocas de exámenes, cuando la mente vuela fácilmente, yo pensaba que mi temporada empezaría en el festival de Huéscar (Granada), pero claro, eso fue antes de que se hiciera pública la fecha. Cuando apareció, me di cuenta de que debía esperar a otra ocasión, pues desde hacía tiempo tenía preparado un viaje a la Feria del Toro, para ese fin de semana.




Foto: Juanma Fernández

A pesar de haber ido a algún festejo, para mí, la temporada de verdad, comenzó el Domingo de Ramos en Jaén. Y recuerdo el quinto toro: “La tarde no iba muy bien en Jaén, y el quinto, llegó como agua de mayo, lo que la plaza estaba esperando. Cuatro tandas bastaron para que Curro Díaz se llevara la oreja de este ejemplar. Cuatro tantas por la derecha, por la izquierda ninguno de sus oponentes sirvió. Tras la segunda, en redondo, con unos muletazos infinitos, la plaza estaba con el torero, la plaza estaba en la faena, pero el toro no, que pronto buscó las tablas. Curro Díaz, exprimió el toro en dos tandas más, aprovechando las pocas embestidas que le quedaban al toro, para dejar unos muletazos de una belleza extraordinaria, de esos que se recuerdan en mucho tiempo. Los pases de pecho que abrocharon las series, sencillamente, indescriptibles. Un pinchazo fue el preludio a una gran estocada y se llevó la oreja de este ejemplar.” Esto fue lo que escribí en ese momento, nada mas terminar el festejo y ahora, que han pasado siete meses vuelvo a recordarlo porque… ¿para qué quitar o poner una coma, si sigo sintiendo lo mismo?

Después de eso llegó el día de ir a Sevilla, a La Maestranza, un día muy esperado, planeado con la máxima ilusión. Era un día, en el que, sobre el papel, no iba a fallar nada. El tiempo acompañaba, después de varios días de lluvia, se anunciaba una ganadería de ciertas garantías, de esas con las que todos los toreros quieren anunciarse, y en el cartel Curro Díaz. ¿Qué mejor forma podría tener yo para ir por primera vez a La Maestranza? Todo parecía perfecto, hasta que los toros comenzaron a salir. Uno tras otro, cada uno de ellos era un mazazo para la esperanza y la ilusión. ¡Qué pena, que todos esos sueños e ilusiones, míos y vuestros, no se hicieran realidad! A pesar de todo, para mi no fue un viaje en balde, sino que dejó sembrada la espinita para volver el próximo año.


Foto: Matito

Después llegó Santisteban del Puerto, el día 10 de mayo, me acerqué a pesar de la lluvia que caía, y con cada kilómetro que iba avanzando, tenía más claro que se suspendería, como así sucedió. Pero había una buena noticia, no era una suspensión definitiva, como después pasaría en Alcázar de San Juan o Pozoblanco, sino que se aplazaba para el sábado siguiente, el día 17.
El fin de semana siguiente abandoné la Plaza de Toros de Granada, y todos los compromisos que tenía. Aún a día de hoy, hay personas que me reprochan no haber asistido a las novilladas de los días 16 y 17 de mayo, pero esos días, yo tuve la suerte de contemplar el buen toreo de Curro Díaz.

Primero fue en La Carolina, donde Curro Díaz nos dio un recital del toreo bueno y profundo. Toreó a la verónica a los dos toros, como esos pasajes que se sueñan y nunca crees que se hagan realidad. Pero lo mejor de la tarde, a parte de las estocadas, fue la Torería, que inundó el ruedo, esos gestos que… ¿Y cómo se explica la Torería de Curro Díaz? Indescriptible. Sólo tras verlo torear se puede entender ese concepto, y esa fue una tarde, en la que pudimos contemplarlo en su máxima expresión.

Al día siguiente otra vez, tocaba repetir, en este caso era en Santisteban del Puerto, y otra vez más, Curro Díaz, lo bordó con el capote, y después, en el segundo, con la franela, logrando esos muletazos con hondura y profundidad, conjugados con la belleza. Consiguiendo ese acople perfecto, que no queda en muletazos vacíos que van y vienen, sino que los recuerdas, y te transmiten la verdad del toreo. Ahora que miro hacia atrás… ya tengo tarea para el próximo fin de semana, volver a ver esa tarde.

Después de eso llegó Madrid. La televisión da una cierta distancia, y nunca es comparable con lo que se siente en la plaza. Las Ventas era una cita importante, la única cita (que alguien me lo explique, porque por más que lo intento entender no lo consigo) que este año tenía Curro Díaz, con esta plaza donde cada tarde que hace el paseíllo, la gente lo espera y desean verlo anunciado. Hubo muletazos con su sello personal, y unos lancees a la verónica, para recordarlos…


Foto: Juan Pelegrín

Y para terminar esta primera parte de la temporada hablaré de Pozoblanco, otra tarde que me tocó seguirla frente a la televisión. Al igual que hice casi al principio, termino con lo que escribía ese día: “Dos orejas, una en cada toro, es el balance numérico de esta tarde para Curro Díaz, en la plaza de Pozoblanco. Pero la calidad del toreo visto esta tarde es imposible medirlo así, ya que hemos podido ver grandes muletazos, algunos que son auténticas obras de arte, para los cuales, faltan las palabras a la hora de describirlos. Pese a que su primer oponente se rajó pronto, y fue bastante deslucido, Curro Díaz, no se amilanó y en las tablas, le presentó batalla, y sacó muletazos con su característicos sello personal. La estocada, al igual, que a su segundo toro, fue de libro. En la faena al segundo toro, pudimos ver muletazos de hondura y profundidad, ligando, bajando la mano, y una trincherilla.... que como siempre, pasará a la historia... ¿y los naturales que siguieron...? ¿qué decir de ellos? pues poco se puede decir... algunos rozaron la gloria.”

Continuará…

26 de octubre de 2008

El segundo toro de Jaén

Lo prometido es deuda, y por eso hoy os traigo una parte de las fotografías que os anuncié, cedidas por Raquel Montero. Estas corresponden al segundo toro lidiado por Curro Díaz el pasado 17 de octubre en el coso de La Alameda.

24 de octubre de 2008

Las tarantas se sintieron en Baeza

Ha pasado ya un tiempo desde el pasado 17 de agosto en Baeza, fue una tarde mágica para los que tuvimos la gran suerte de estar allí. José Cisneros en su página Alamares, hace tiempo, publicaba este artículo en el que relata lo sucedido aquella tarde.

LAS TARANTAS SE SINTIERON EN BAEZA

"He querido dejar para el final lo que considero ha sido lo mejor de la feria de este año a pesar de la apoteosis de “El Fandi” y la calidad de “Finito de Córdoba”, me quedo con el toreo hecho “taranta” de Curro Díaz.

Curro Díaz es distinto, Curro Díaz es la tauromaquia en estado puro. No voy a negar que por este torero siento gran admiración, no puede ser para menos cuando sin poderlo remediar hace emocionarme con el toreo que realiza, toreo de sensaciones inexplicables. Madrid nombró a un linarense como su torero, Curro Vázquez, y ahora otro Curro también de Linares ha conseguido ese galardón. Curro Díaz quien durante tantos años mantuvo con su torería a raya a los ultrajadores de la tauromaquia mentirosa, defendiendo con verónicas y naturales el toreo de verdad. Porque Curro Díaz, no voy a caer en la trampa de decir que es un “torero artista”, porque ese parece término peyorativo que se utiliza para definir a aquellos toreros que carecen de valor, pero que saben hacer cosas pintureras y que ni de broma se anuncian con hierros “duros”. No, oigan no; Curro Díaz mata en Madrid lo que le echen, y se cruza al pitón contrario y se pone en el sitio donde los toros cogen. Pero además es que su toreo es caro y el de adorno lo borda; es el mejor intérprete en la actualidad sin ninguna duda, y Madrid se cruje con sus trincherillas y sus trincherazos, con sus pases del desdén y con esa torería que nos embruja. Dicen en Madrid que estaban huérfanos desde que se fue Curro Vázquez y que si es en Linares donde se paren los toreros de Madrid, es que eso es Madrid. ¡Viva Linares!

¡Qué despacio toreó Curro en Baeza!, que largo y que lento, toreo de emoción, de entrega hasta el punto de sufrir una cogida con fea caída sobre el cuello que por suerte se quedó en un susto, cómo se entregó ante la verdad del toreo cruzado, del toreo eterno, demostró que se puede ligar estando cruzado. “Apocado”, quinto de la tarde, fue el oponente de Curro, un colorado algo bastote de estampa, pero que tenía un fondo de casta tan importante que le hizo venirse arriba y embestir noblemente en la muleta de Curro Díaz que solo hace lo que sabe hacer, torear de verdad, y es torero de Madrid porque gracias a Dios todavía se exige y a su vez se premia eso, "LA VERDAD DEL TOREO ", pero este torero de Linares demuestra su verdad además de en Madrid en Sevilla, en Barcelona, en Valencia, en Málaga y donde torea, en Baeza hemos podido comprobarlo, hasta en el campo rebosa arte por los cuatro costados, conjugando el arte con el valor. Tras el recibo a la verónica de su primer toro, más de uno nos vimos sumidos en un éxtasis de felicidad, porque ver cuajar un toro con el capote hoy en día supone un nivel difícil de conseguir. Curro lo recibió como si de música se tratase, música es el arte de bien conjugar el espacio y el tiempo, eso es lo que hizo Curro. Nos comenta Marisa, una buena aficionada que el problema es que cuando ves eso, piensas que nada puede superarse, hasta que en el quinto toro de la tarde, Curro Díaz se supera a sí mismo. Los carteles de toros se sucedían, mientras que Curro Díaz deslizaba el capote, para dibujar unas verónicas y dos medias de una belleza nunca vista.

Una gran estocada culminó la labor de Curro Díaz frente a su primer ejemplar, en la que hubo algunos pasajes de gran belleza, pero sin poder desplegar su tauromaquia al máximo, ya que el toro, tenía muy poca fuerza y cuando era sometido, perdía las manos.

Hablar de la faena de muleta del segundo toro, es hablar del toreo eterno, mágico, personal, estético, profundo.... que es capaz de desplegar Curro Díaz. Me faltan adjetivos para poder describir lo que hemos visto hoy, ya desde el comienzo pudimos ver unos doblones sensacionales muy toreros, y con ese sello que sólo es capaz de imprimirles Curro Díaz. Así se fue sacando el toro a los medios, y lo remató con una trincherilla mágica. Eso sólo fue el principio, después todo fue a más, a mucho más, los muletazos profundos llegaban a todos los que presenciábamos la creación de una obra de arte, sustentada por un toro, un torero y una muleta, que se conjugaban en tandas de naturales, con hondura y que llegaban al alma de los que lo presenciábamos. Tampoco se puede dejar pasar un magnífico pase de pecho, o los remates por abajo, en forma de trincherillas, o los muletazos con la mano derecha...indescriptible todo lo que hemos vivido esta tarde en Baeza. Y por último, otra grandiosa estocada.

Partiendo de que todos los toreros son o debieran sentirse artistas, y que sin toro no hay toreo, en tanto en cuanto creo que arte es toda creación humana capaz de emocionar por su belleza, en el sentido platónico de la belleza, lo que todos consideramos como toreros artistas, es como expresión máxima de ellos Curro Díaz, torero con duende, duende que aparece cuando y como quiere y que provoca creaciones de inigualable valor. Tres orejas fue el balance de su actuación y toreó en la sombra, otros lo hacen en sol, tal vez sea cuestión de gustos climatológicos.

Curro Díaz es en mi opinión, legítimo ganador de los Trofeos que se otorguen acabada la Feria Taurina, por sus dos grandes faenas así como las dos estocadas ejecutadas a ley y marcando los tiempos. Veremos si se tiene en cuenta el toreo de verdad o el indulto a un toro que como he dicho, fue bravo pero indultado de manera excepcional, no con las condiciones previas que marca el vigente reglamento y no ser lucido por el torero en las distancias.

En resumen, tarde apoteósica en Baeza con los tres toreros por la Puerta Grande y todo el público en pie bajo una atronadora ovación. Broche de oro para concluir esta Feria Taurina baezana."

22 de octubre de 2008

Se desmiente la noticia de los cambios en la cuadrilla de Curro Díaz.

Pese a las noticias aparecidas esta mañana, la cuadrilla de Curro Díaz, no sufrirá las modificaciones anunciadas. El propio torero, ha desmentido la entrada de Alfredo González, en sustitución de David Álvarez y Javier Crespo.

21 de octubre de 2008

Una imagen de Jaén

Aquí os dejo una imagen del pasado viernes, día 17, en la plaza de toros de Jaén. En breves fechas podremos ver, una galería completa firmada por Raquel Montero.


20 de octubre de 2008

Curro Díaz, lo logró

Luis Pla, en Opinión y Toros, vuelve a sorprendernos en un bello artículo dedicado a Curro Díaz, bajo el título "Curro Díaz, lo logró".

"La tarea llevada a cabo por Curro Díaz, si entramos en el análisis profundo de lo que es su trayectoria taurina, muy pronto entenderemos que, su logro merece el más cálido de los aplausos. No era sencillo; le querían encuadrar en las corridas llamadas duras, justamente, en todas aquellas en que, dada la particularidad de su toreo, el hecho de que resplandeciera su inmaculado arte con semejante ganado resultaba tarea imposible. Y no desdeño a nadie; al contrario, mi gratitud para los hombres que se juegan la vida con ese tipo de ganado, nada más lícito y honrado. Pero no es el caso de Curro Díaz, un torero emblemático en cuanto al arte se refiere que, como sabemos, el taurinismo, quiso destruirlo en cuanto le vieron levantar el vuelo."

Aquí se puede leer el artículo completo.

18 de octubre de 2008

La información sobre Jaén

Aquí os dejo los enlaces a la información que va aparenciendo sobre lo que ocurrió ayer en el coso de La Alameda.

Crónicas:

Burladero
Burladerodos
Colpisa
Opinión y Toros

Fotografías:

Burladero
Mundotoro

La esencia de Curro Díaz se derramó en La Alameda

(Aviso: post muy muy muy largo, para quien se atreva a leerlo, espero no aburrir mucho)

Es duro volver a encender el ordenador, tras regresar de Jaén y saber, que esta va a ser la última crónica de la temporada. A todos nos hubiera gustado, a unos leer y a mi escribir, las sesenta tardes con las que todos soñábamos al principio de temporada, al final han sido la mitad, pero bien aprovechadas.

Hoy nos hubiera gustado verlo salir por la Puerta Grande, y mantener la imagen de ese triunfo en nuestra retina durante el invierno. Lástima que no haya podido ser así, aunque mantendremos el buen concepto del toreo que se ha visto esta tarde en el coso de La Alameda, por parte de Curro Díaz.

Me cuesta enfrentarme a este folio en blanco, puesto que para ser la última, y aunque no haya habido ese triunfo deseado por todos, me gustaría que fuese especial. Dotar esta crónica con esa sensibilidad que merece. Antes de lamentarnos por el final de la tarde y de la temporada, comencemos por el principio…

Quizás haya sido casualidad, aunque yo soy de la opinión de que las casualidades no existen, pero Curro Díaz, esta tarde compareció en el coso de La Alameda, con el vestido espuma de mar y oro, que desde que comenzó la encuesta de este blog, es el que la mayoría habéis elegido. Toda una alegría, para los que allí estábamos y que hemos votado por ese terno (a título personal, os diré que no os podéis imaginar la de apuestas que hemos hecho minutos antes de que apareciese la furgoneta en los alrededores de la plaza).

Lentas verónicas abriendo el compás y meciendo la embestida del burel, fue el comienzo de esta última tarde. Se dobló de forma muy torera, para iniciar la faena muleteril, sacándose el astado a los medios. Ya en el centro del ruedo, basó el trasteo en la mano diestra, ya que por el pitón izquierdo el toro se quedaba muy cortó y los naturales resultaban poco lucidos. Por el derecho dio un recital de toreo, de toreo del bueno, series compactadas, con profundidad y hondura, en las que se sintió la esencia de Curro Díaz. Ese pellizco al que nos tiene acostumbrados cada vez que su enemigo quiere contribuir a la creación de una bella obra de arte. Los remates de las series fueron auténticos carteles de toros, sé que esto no es una novedad, pero por muchas veces que lo contemplemos, su transmisión es indescriptible e inigualable. Cerró esta labor, con una serie de bellas trincherillas, por abajo, poniendo el público en pie. Esta obra, no podía quedarse sin rúbrica, y así fue, una estocada en todo lo alto, y aunque el toro tarde en caer, la colocación, fue perfecta.

A su primero le cortó una oreja y al menos otra, podría haber conseguido de su segundo, si no hubiese sido por el fallo con la espada, lo que no emborronó, su disposición durante toda la tarde, como si de un novillero se tratara, en pleno mes de marzo.

Gran faena, la realizada a este cuarto toro, que fue recibido con vibrantes verónicas y una media de antología. Era necesario cuidar a ese ejemplar que se topó contra el burladero a la salida, lo que mermó sus facultades. Curro Díaz, no quería que se le escapara la Puerta Grande del coso de La Alameda que ya atravesó la pasada temporada, y puso todo de su parte para lograrlo, y aunque su oponente tenía escasas posibilidades no dudo en tirar de valor, para estar delante de la cara del toro. En el comienzo de la faena, un detalle, Curro Díaz, llevaba desabrochado el chaleco, y generalmente esto es preludio de que va a suceder ese gran milagro que en ocasiones brota cuando se conjuga este Torero, sus muñecas y una muleta, en el albero de cualquier coso. Comenzó en los medios, consiguiendo hilvanar dos series con la derecha de profundidad y metiendo al toro en el canasto. Un animal que no ha sido nada fácil, y al que era necesario someter. A base de esfuerzo, y aguando muchos las paradas y miradas a mitad del viaje, consiguió el objetivo, aunque con poco calado en el público, que unido al falló con la espada, le cerró la Puerta Grande.

Soy consciente de que este post ha sido muy largo, demasiado, pero quería intentar transmitir a los que no habéis podido asistir, la mitad de las cosas que han sucedido, digo la mitad, porque hay cosas inconmesurables e indescriptibles, y por mucho que se intente expresar, no es posible conseguirlo.

16 de octubre de 2008

Y llegó la última...

Mañana, a estas horas, cuando vuelva de Jaén y me siente delante del ordenador, ya habrá acabado todo, la temporada 2008 habrá llegado a su fin, al menos en España. Serán las últimas líneas que hablen de lo que ha sucedido durante este año, una temporada en la que habido tardes de magia, de esas que cuando sales de la plaza y piensas en lo que has visto, lo que has sentido y lo que te ha emocionado, crees jamás serán superadas.

Nos quedará todo un invierno por delante, con la última imagen que veamos mañana grabada en nuestra retina. Lo que vivamos, no será comparable a ninguna otra tarde del año, porque ahora, el recuerdo nos acompañará durante todo el invierno, mientras que en el resto de ocasiones siempre había una nueva fecha a la vista, en la que poder sentir el toreo de Curro Díaz. Esas tardes, durante la temporada, no significaba, como lo hace ahora, unos fríos meses de invierno, en los que contaremos los días, para que vuelva a ver emerger el toreo de Curro Díaz.

14 de octubre de 2008

El arte se viste de seda y oro... ¿cuál os gusta más?

Hoy os traigo una nueva propuesta, para que podáis votar el traje de luces que más os gusta de Curro Díaz. En la columna de la derecha hay una encuesta en la que podéis elegir vuestro predilecto. A continuación, dejo una fotografía de cada uno de los trajes que le hemos visto durante esta temporada.



CORINTO Y ORO

Foto: David Cordero











ESPUMA DE MAR Y ORO

Foto: Matito











NAZARENO Y ORO


Foto: ToroImagen












ROSA Y ORO

Foto: Juan Pelegrín













PURÍSIMA Y ORO

Foto: Raquel Montero.








11 de octubre de 2008

Más sobre Hellín

En la página de Opinión y Toros podemos encontrar las crónicas sobre lo acontecido el pasado fin de semana en la plaza albaceteña de Hellín, en el que se narran las dos actuaciones de Curro Díaz.

Enlace al artículo

Mejor faena en Hellín

Curro Díaz ha sido galardonado con el trofeo a la mejor faena, de la pasada feria de Hellín (Albacete). El jurado ha decidido, por unanimidad, valorar con el XV Premio Taurino que concede el Hotel Reina Victoria, la labor realizada frente al cuarto toro de la tarde, de la ganadería de El Torero, el pasado 4 de octubre.




El jurado también ha distinguido al banderillero Javier Crespo, de la cuadrilla de Curro Díaz, con el el premio al mejor par de banderillas. También ha sido premiado, el toro que permitió el triunfo de Curro Díaz, de la ganadería de El Torero, lidiado el pasado día 4 de octubre, en cuarto lugar.

Foto: Efe

10 de octubre de 2008

9 de octubre de 2008

Algunas imágenes de Segura de la Sierra

Os dejo algunas fotografías de la tarde de ayer en Segura de la Sierra.




Fotografías: Elena Lamelas.

8 de octubre de 2008

Oreja para Curro Díaz en Segura de la Sierra

Curro Díaz ha cortado una oreja en el festival celebrado esta tarde en la localidad de Segura de la Sierra (Jaén). Según me cuentan, Curro Díaz se ha sobrepuesto a las complicaciones que ha presentado su novillo, destacando la firmeza y decisión de su actuación, demostrando que no sólo puede con los ejemplares buenos, sino, y lo más importante, con los menos buenos.

7 de octubre de 2008

A su llegada a la plaza.


Esta imagen se repite tarde tras tarde cuando Curro Díaz tiene compromiso en alguna de las plazas de la geografía española. Concretamente esta pertenece a la tarde de Ciudad Real, donde los aficionados que estaban en el patio de cuadrillas le desearon suerte al maestro a su llegada al coso. Esa tarde no hubo mucha suerte, ya que los ejemplares que le tocaron lidiar no le acompañaron. Aún así podremos contemplar las instantáneas del pasado 16 de agosto antes de finalizar la temporada.

La fotografía es de Raquel Montero.

6 de octubre de 2008

¡Qué poco queda...!

Dos tardes nos quedan para poder contemplar la magia del toreo de Curro Díaz, la primera de ellas, será este miércoles en Segura de la Sierra, y la última el próximo día 17, en el Coso de La Alameda. El año pasado, tuve la fortuna de poder estar presente en las dos, este año, me es imposible ir a Segura de la Sierra, y ahora, miro con añoranza el pasado año, y aunque el próximo miércoles no podré estar, espero que me contéis lo que suceda en el rectangular ruedo, enclavado al pie del castillo, y se destape el frasquito de las esencias.

Los demás, tendremos que esperar al próximo día 17, en Jaén, un día feliz, porque podremos reencontrarnos con el toreo profundo de Curro Díaz, pero a la vez un día triste, porque será la última de la temporada, y habrá que esperar hasta la próxima temporada, para que puedan volver a despertarse en nosotros los sentimientos que afloran cuando Curro Díaz pisa el albero.

Nos quedarán los recuerdos en vídeo, las fotografías, volver a leer las crónicas y artículos, las noticias de América, de donde seguro vendrán grandes éxitos, pero no tendremos el embrujo de una plaza de toros, los viajes, las ilusiones y esperanzas, las alegrías, y porque no decirlo, también las decepciones, cuando no se cumplen las expectativas. En definitiva, nos faltará el ajetreo de la temporada, y esa sensación indescriptible, cuando contemplas la creación de una bella obra de arte, de manos de un Torero, como Curro Díaz.

5 de octubre de 2008

Curro Díaz ha saludado dos ovaciones esta tarde en la localidad albaceteña de Hellín, en un encierro en el que se han lidiado toros de María José Barral. En el primero ha realizado una gran labor, pero la espada le impidió un triunfo mayor, en el segundo el astado no acompañó para más.

Crónica en La Verdad.

Esta tarde Curro Díaz repite en Hellín

Curro Díaz sustituirá esta tarde al diestro Manuel Díaz "El Cordobés", en la plaza de Hellín (Albacete), donde ayer cosechó un importante triunfo. El cartel está compuesto por Pepín Liria y Rubén Pinar, que lidiarán un encierro de la ganadería de Joaquín Barral.

4 de octubre de 2008

Puerta Grande en Hellín

Esta tarde Curro Díaz ha abierto la Puerta Grande de la centenaria plaza de toros de la localidad de Hellín (Albacete). Ha estoqueado toros de la ganadería de El Torero, obteniendo una oreja del primero y dos del que hacía cuarto.

Aquí dejo en enlace a una crónica en La Verdad.

1 de octubre de 2008

Fotografías de Madridejos

Siguiendo los pasos dejados por un comentario hace unos días he encontrado unas fotografías de la corrida de toros celebrada el pasado día 15 de septiembre, en la localidad de Madridejos (Toledo), en la que Curro Díaz cortó dos orejas a su primer toro, y fue ovacionado en el segundo.

Os dejo los enlaces para que podáis acceder y ver las fotografías firmadas por JMMG.

Primera parte.

Segunda parte.