12 de marzo de 2017

Una oreja en Valencia

Primera corrida de toros de la temporada 2017, y Curro Díaz, vuelve con el mismo sello con el que terminó la temporada anterior. Ha sido en Valencia, frente a toros de la ganadería de Fuente Ymbro, y ante el segundo de su lote hemos vuelto a ver toda una demostración de lo que es torear, hemos vuelvo a paladear el aroma de buen toreo, clase, profundidad y temple.

El inicio de faena, cargado de torería, belleza y clase, fue indescriptible, primero por abajo, y después con la figura vertical, con gran firmeza, muletazos de poder, clase y plasticidad. Después llegó la despaciosidad, el toreo templado, meciendo la muleta y llevando al toro en una serie mayúscula con la mano derecha. La mayor dificultad con la que se ha encontrado Curro Díaz frente a este toro ha sido su escasa duración, ya que desde este momento, el toro fue a menos, decayendo sus embestidas y entrega. Porfió Curro Díaz para sacar naturales, de uno en uno, también de gran temple y belleza, rematando así su labor con la muleta. Tras media estocada muy certera, cortó una oreja.

Del primero de su lote hay menos historia que contar, ya que el toro de Fuente Ymbro no ayudó en ningún momento, ya que buscó siempre las tablas y no permitía que se le exigiese. Curro Díaz, muy firme, dejó algunos muletazos de calidad, sobre todo, en el inicio de la faena. Dejó una estocada la tercer intentó y saludó una ovación.